PAMI celebró el 72 aniversario de los derechos de la ancianidad


Luana Volnovich

 

Esta plataforma de derechos sociales a favor de las personas adultas mayores impulsada por Evita Duarte de Perón durante el primer gobierno justicialista. Volnovich estuvo acompañada de Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación (SDH),

“La mejor manera de hacer honor al decálogo impulsado por la querida Evita es seguir impulsando debates como el de hoy. Recuerdo que cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia hizo notar la gran corrupción que había en la obra social. Néstor decía ‘para los jubilados todo, y para los que robaron el PAMI nada’. No se puede permitir la violación sistémica de derechos a aquellas personas que trabajaron durante toda su vida. Defender al PAMI, como lo hacemos hoy, es el mejor homenaje que podemos darle a Evita”, resaltó la titular de la obra social, Luana Volnovich, en la apertura de un encuentro que fue moderado por el psicólogo Leonardo Gorbacz, director nacional de Protección de Derechos de Grupos en Situación en Vulnerabilidad en la SDH.

A su turno, el secretario de derechos humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, reivindicó “lo realizado por Evita y Perón ampliando derechos sociales a favor de la tercera edad en un momento donde había pocos avances en la región y en el mundo a favor de las personas adultas mayores. Tras los gobiernos peronistas, y con la llegada de los golpes de Estado, hubo grandes retrocesos para nuestros viejos. No es casual, entonces, que en el año 2012 el gobierno de Cristina Fernández haya sido protagonista en la convención regional que protegió los derechos humanos de las y los adultos mayores”.

Por su parte, Mónica Roqué, secretaria de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria, Políticas de Cuidado y Género en PAMI, quien en su momento representó al gobierno argentino en la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, aprovechó lo dicho por Pietragalla para destacar que “con los gobiernos de Néstor y Cristina logramos impulsar derechos humanos a favor de las y los adultos mayores en el consorcio internacional porque antes habíamos conseguido plasmarlo a nivel local. La vejez era un derecho invisible en el sistema interamericano, recordemos que previo a la Convención carecíamos en el contexto regional de instrumento jurídicamente vinculante a favor de las personas adultas mayores”.

En el conversatorio también hicieron uso de la palabra Julieta Mantilla, relatora para personas mayores en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Ricardo Iacub, subgerente de Desarrollo y Cuidados Psicosociales de la obra social; y la investigadora del CONICET María Isolina Dabove.