Acuerdo de PAMI y el Ministerio de Desarrollo Social


PAMI (1)

 

Esta medida tiene el objetivo de llevar tranquilidad a estas instituciones, lugares clave de socialización, que se encuentran cerrados por la pandemia. Además de la directora ejecutiva de PAMI y el ministro, estuvieron presentes representantes de 100 centros de jubilados y pensionados de todo el país.

La tarifa diferencial significa una rebaja en promedio del 20% en el pago mensual por los servicios de luz y gas para la red de centros de jubilados y jubiladas de PAMI, un beneficio que se suma a los $15.000 que la obra social ya pagó en concepto de subsidio solidario de sostenimiento. 

“Queremos que los centros de jubilados sean los ojos y los oídos de PAMI en el territorio. La tarifa social en luz y gas, así como los recientes acuerdos firmados con el ENRE y el ENARGAS para evitar los cortes en el suministro por falta de pago son medidas que los ayudan a transitar de una mejor manera la actual coyuntura de la pandemia”, dijo Volnovich, quien destacó la presencia de referentes de todo el país porque “ayuda a consolidar el carácter federal que pretendemos darle a nuestra gestión”.

Por su parte, Laura Alonso destacó el acuerdo al que definió como “una nueva reparación de derechos a favor de los jubilados”.

“A futuro, desde el Ministerio y junto a PAMI buscaremos potenciar el trabajo de los centros de jubilados en dos aspectos: su labor en la prevención de salud y su trabajo para mejorar la conectividad de las personas adultas mayores”, dijo la funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social.

De la firma del acuerdo participaron Leonel Aquino, gerente de Control de Gestión Social de PAMI; Pablo Suárez, gerente de Promoción Social y Comunitaria de la obra social; y Victoria Colombo, Directora Nacional de Fortalecimiento Institucional en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.