“Ya pasamos lo más difícil, lo que queda es disfrutar”.


Foto gentileza: Constanza Salinas

En Post Político Radio (FM Rockers 103.9 de lunes a viernes de 14 a 15) charlamos con Nicolás Gratti, Pivote del primer equipo del handball masculino de Estudiantes, luego del importante triunfo frente a Juventud Unida que los acerca a cumplir el sueño del ascenso.

“Cuando nosotros nos pusimos las pilas en defensa fue el momento en el que empezamos a remontar y sacar diferencias. Ellos se miraban las caras cuando le sacamos al mejor jugado” marca Nicolás haciendo hincapié en aquella faceta que le dio rédito al elenco albirrojo. Tampoco ocultó los elogios frente a uno de los jugadores más desequilibrantes que tiene el plantel: Francisco Lombardi “panchito vuela, no puedo creer la velocidad que tiene ese muchacho”.

Para el pivote defender los colores de los cuales es hincha, tiene un sabor especial y no oculta la emoción por ello “uno que es hincha Estudiantes, defender los colores, es especial, se siente mucho más lindo”. El partido frente al conjunto de San Miguel se vivió como una final, sabiendo que había que dejar todo “yo no soy de gritar mis goles, pero contra Juventud Unida me desquité porque se vivió al cien por ciento cada pelota, cada jugada. No había que quedarse con nada”.

Para lograr los objetivos, muchas veces deben dejarse cosas de lado y para este equipo no fue la excepción ya que “este año entrenamos los sábados, los domingos que no jugábamos, los días que teníamos libres” señala Gratti, que llega a cada entrenamiento luego de cerrar su negocio, marcando el amateurismo del deporte en el país. “Nosotros venimos entrenando hace varios años juntos y el grupo está unido. Al que no le toca entrar no deja de alentar desde el banco” señala el pivote dejando entrever la buena relación del plantel.

Hace un par de años que el sueño del ascenso se les escapa por muy poco, pero este año parece ser el indicado y Nicolás sabe que están ante una oportunidad inmejorable “maduramos mucho esta última parte, en otro momento nos bloqueábamos ante la adversidad”. Además los rivales directos ya quedaron en el camino, es por eso que “yo creo que nuestro mejor handball es cuando no tenemos presión. Ojala que estas fechas que quedan podamos disfrutarlas” puntualiza el joven pivote de 22 años.

“Primero vamos con Afalp, hay que pensar en ellos nada más. Después se verá los rivales que vienen” intenta mantener la mesura Nicolás aunque sabe que están muy cerca de lograr el objetivo. “No me quiero adelantar, pero es lindo imaginarse el final” concluyó la entrevista el jugador albirrojo esperando el mejor de los desenlaces para el plantel que buscar volver a la Liga de Honor.

Reviví la entrevista completa: