“La obra juega con lo absurdo que somos cuando nos enamoramos”


el perfume

La obra de teatro “El perfume nos llevará al amor o a su ausencia” sirvió de excusa para vivir un gran momento radial en Post Político Radio (FM Rockers 103.9 de lunes a viernes de 14 a 15) y en nuestros estudios recibimos la visita de la directora y actriz Jazmín García Sathicq y al actor Roberto Daniel Tettamanti con quien compartimos una cálida charla.

Post Político Radio: ¿Qué es “El perfume nos llevará al amor o a su ausencia”?

JGS: La obra trata de dos hermanos que juegan a construir un mundo de ficción en el cual dentro de esa fantasía juegan a ser cowboys y se confrontan permanentemente con otra realidad que está todo el tiempo yuxtaponiéndose a lo que ellos imaginan e interpelándonos de un manera en la que ellos tratan de explorar los límites de la realidad a la ficción, quiénes son, quién es su verdadero yo, cómo son en la mirada de los otros. En el medio está circundando la cuestión del amor como algo trascendental en la vida de ellos, con distintas suertes y fortunas, se relaciona de manera metafórica la cuestión de los olores y los aromas en relación al amor. La obra juega con lo absurdo de cómo somos cuando nos enamoramos y pone a los personajes en esas escenas ridículas y está tratado con ironía y humor.

PPR: ¿Cómo es actuar y dirigir?

JGS: Es complicado el tema de actuar y dirigir, por suerte trabajamos mucho en grupo y en ese sentido tenemos un código en común en la forma de trabajo y hay un como un lenguaje instalado. Roberto se incorporó este año y es un invitado de lujo que no queremos perder. Pensé que iba a ser mucho más difícil porque lo que pudo alivianar esa complejidad fue que filmaba todos los ensayos y en mi casa desgrababa eso y veía con un ojo más distanciado y clínico todo eso meticulosamente.

RDT: El hecho de que ella sea directora y actriz fue muy interesante porque dentro de las escenas se podía establecer ese aparte en donde mientras actuamos, nos aporta alguna data. Lo que está bueno también es que tenemos asistencia de dirección de Ramón Woites que anotaba todo en su libretita.

PPR: ¿Cómo fue el proceso de construcción?

JGS: Estoy muy contento con esta obra que se sacó en cuatro meses intensos y ahora vemos el reflejo del esfuerzo. Cuando recibí la convocatoria, agarré el teléfono y la llamé a Jazmín. Había visto un trabajo de ella y me había encantado y me gustó esta propuesta que me hicieron y al segundo día ya estábamos trabajando. Con respecto al personaje, hay distintas etapas para formarlo, el mío es de un barman. Uno actúa desde uno siempre, como en toda expresión artística, lo que contás es tu propia historia, o por lo menos lo que querés mostrar de esa historia. 

PPR: Roberto vos tenés una larga trayectoria en el teatro independiente, ¿te acordás como fueron tus inicios?

RT: Mis comienzos fueron en los años 80 en el Taller de investigaciones dramáticas que dirigía Carlos Lagos, después estuve en grupos de danza, expresión corporal, la actuación era mi primera elección no laboral. En el año 2000 el teatro fue un refugio y contención. Por otra parte, también recuerdo que en el año 81 en la Biblioteca Euforion de la diagonal 79 y 115 hacíamos un espectáculo de teatro-danza que se llamaba “El hombrecito y la pared”, nuestros recursos técnicos eran dos escaleras y teníamos un barral de madera y 5 tachos. Ésa fue mi primera vez en teatro, me vio toda mi familia y fue maravilloso. Actualmente por suerte el público está aumentando. Lo que era teatro independiente hace 30 años atrás era muy limitado, a veces la sala no tenían la comodidad que tenían que tener.

J.G.S: Comencé de chica estudiando en una escuela de estética de La Plata que es pública, después en la escuela de teatro en un ciclo medio, paralelo al secundario del colegio iba a uno de teatro. De ahí seguí las dos carreras, tanto de actuación como de profesorado teatral, después fui a Italia por una beca y estuve estudiando tres meses en la Escuela Europea de teatro y cine de Renzo Casali en Milán. Siento que me sirvió más desde el punto de vista personal y no tanto el profesional porque tenía 20 años y me abría a un mundo nuevo con una mirada extrañada y curiosa, eso pienso que fue lo que más aprendizaje me dio. Cuando volví continué escribiendo y dirigiendo. La primera vez que dirigí venía de una experiencia de trabajar en grupo coordinado por una profesora pero con mucho trabajo colectivo. Cuando la dirigí sufrí un montón y me levantaba fiebre, eso es la inexperiencia. Si bien los nervios y la adrenalina que uno siente está relacionado con la pasión y el amor con lo que uno hace las cosas. El día que deje de sentir esa cosita se terminó porque es ahí está lo que pasa por el teatro. 

PPR: Ustedes son una compañía independiente, ¿Les cuesta difundir lo que producen?

JG: Somos una producción de teatro independiente, trabajamos en cooperativa. La difusión es algo que tratamos de hacer, hoy en día es mucho más fácil por el uso de las redes sociales y nos ayuda muchísimo que los periodistas nos hagan llegar directo con el público. 

RT: La gente está con ganas de pasarla bien cuando va a las obras. Para mí hay dos momentos que son maravillosos fuera de la actuación: uno es el momento previo cuando hay como una cierta angustia y después en el final, donde podés ver a toda la gente que presenció la obra. Se produce desde una manera más interesante desde la inseguridad que desde la seguridad, lo que le va a dar vida a lo que hacés. 

PPR: ¿Estás trabajando en otro material?

JG: Ahora estoy preparando un texto para una obra de Teatro por la identidad que va a ser en el mes de septiembre y hay un ciclo específico que son microrelatos que escriben y dirigen dos artistas de La Plata y me convocaron. También estoy dirigiendo a Gustavo Vallejos que es un maestro mío y es actor y director, es un unipersonal que vamos a estrenar en octubre. Generalmente hago construcciones visuales que van rondando en mi cabeza y a partir de ellas, parto, y también con temáticas específicas que me interesen. 

Para agendar:  

Sábados de agosto a las 21. (Se repone en noviembre)

Entradas en venta en la boletería del teatro de lunes a viernes de 16:00 a 20:00 y los sábados de 9:00 a 13:00.

Reservas al +(54 221) 4234366.

Un bar.

Una calle.

Un club.

El barrio.

Dos hermanos. Felipe y Facundo. Cowboys.

Un juego: Ser otro. Una verdad: Ser otro.

¿Qué somos?

Acá, Ahora.

Un juego.

Una Verdad.

Un secuestro, un pedido de un rescate. Una estafa.

Un entorno ameno, otro hostil.

Obtener dinero. Recuperar a la persona amada. Amar

Una verdad dolorosa.

Una amistad profunda.

Un amor inigualable.

Con Jazmín Chinus, Alejandro Miguel Labaronne, Roberto Daniel Tettamanti, Ramón Woites y Canela Corno

Dramaturgia, dirección y puesta en escena: Jazmín García Sathicq.

Reviví el audio completo: