“La matriz económica de la ciudad esta agotada”


arteaga2

Como todas las semanas, en Post Político Radio (FM Rockers, 103.9 de lunes a viernes de 14 a 15) recibimos a distintos actores políticos de la ciudad. En esta oportunidad, recibimos al concejal del Frente Renovador, José Ramón Arteaga, con quien repasamos su vida, compartió su visión de La Plata de cara al futuro y su sueño intacto de ser el próximo intendente.

Post Político Radio – José la pregunta inicial siempre es la misma ¿Quién sos?

José Ramón Arteaga – Soy un vecino de la ciudad, obsesivo de su cuidado, platense por nacimiento, un trabajador en lo social, de la política, un constructor de consensos, de diálogo. Los que me conocen, saben que soy enamorado de la ciudad de La Plata, un cuidador profundo del futuro de la ciudad y muy preocupado por el presente.

PPR – ¿Y cómo lo ves al presente?

JRA – Nosotros no somos gobierno, pero creemos que a la gobernadora Vidal y al intendente Garro hay que acompañarlos a que puedan desarrollar su tarea de gobierno de la mejor manera posible. Las diferencias electorales vendrán el año que viene. Todas las herramientas que nos parecen positivas y beneficiosas para la ciudad, desde el Frente Renovador las vamos a acompañar, las que tengamos que corregir y mejorar, para eso está el Concejo Deliberante, para eso está de alguna manera, esta situación novedosa que pasa a nivel nacional, provincial y local, en la que todos somos minorías, nadie tiene una mayoría absoluta, nadie le puede imponer al otro una idea o proyecto, para que salga necesita el consenso de todos, y en eso estamos.

PPR – Yendo un poco hacia atrás ¿Cómo fueron tus inicios en la política?

JRA – En la dictadura, durante los años ‘80, yo estaba en el secundario y no se podía opinar ni nada. Los que teníamos una curiosidad o motivación por lo que pasaba en la ciudad de La Plata, estábamos en riesgo. Quienes nos cuidaban en esa época eran algunos curas, nos cuidaban y contenían desde el deporte, lo artístico y hacíamos apoyo escolar. A mí me tocó conocer la otra ciudad: Villa Elvira. Conocí la pobreza, la humildad, los barrios de trabajadores y las necesidades. Ahí empezó lo mío, dando apoyo escolar, después estudié magisterio y en la apertura democrática se me dio empezar a participar de la vida interna del Peronismo, y acá estamos.Vengo de una familia tradicional platense, clase media de trabajadores, radical por historia. Mi viejo fue uno de los fundadores de la renovación y cambio con Alfonsín en La Plata. De mi familia aprendí lo mejor que tiene el Radicalismo: el diálogo y el consenso. También aprendí del Peronismo, la solidaridad, las conquistas sociales, la inclusión, la justicia social, y eso me picó. Milité y fui delegado municipal en Villa Elvira.  

PPR – ¿Qué opinás de la ciudad en la actualidad?

JRA – Para mí, la ciudad está peor porque perdimos la mejor década en materia económica de Argentina, La Plata no ha recibido una sola obra o un sólo recurso. Lo único que pudimos ver fue el techo del Estadio Único. Bruera ha hecho todo al revés, cuando Néstor Kirchner estaba en el apogeo, se le ocurrió pelearlo y ser candidato a gobernador, y cuando el kirchnerismo estaba incendiado, se hizo híper kirchnerista y obviamente las consecuencias las pagó la ciudad, que está conurbanizada.  La matriz económica de la ciudad está agotada en sus posibilidades de generar trabajo. El mayor desafío que tenemos nosotros es descubrir, destrabar y promover de qué van a vivir las generaciones futuras. Esto es lo que define a una ciudad. Ninguna ciudad en el mundo se desarrolla a partir del Estado, todas tienen una complementación entre lo público y lo privado. Lo privado en la ciudad de La Plata, prácticamente el comercio que está en crisis a partir de quien le compra, la industria no existe. No hubo una política de radicación de empresas, de atracción de oportunidades para que las empresas se radiquen nada más y nada menos que la capital de la provincia de Buenos Aires, donde tenemos todo: una mano de obra intensiva y altamente calificada, y capital de conocimiento; exportamos conocimiento en materia de tecnología. Este es el desafío de la generación política nuestra, gobernemos o no gobernemos, qué ciudad les vamos a dejar, pensada, planificada y proyectada. En el medio, están los principales actores. En marzo el dijimos a Julio Garro como aporte que convoque al Concejo Económico y Social, el sector académico, la industria, el trabajo, la producción. Primero para resolver los conflictos, y segundo para no quedarse en lo cotidiano, sino para ver el futuro.

PPR – Muchos beneficiarios del plan PROCREAR se quedaron sin el crédito ¿En qué situación se encuentran ahora?

JRA – La semana pasada votamos un decreto de nuestra autoría, pidiendo al Anses la prórroga de Procrear Construcciones, un sistema muy valioso para dinamizar la economía en el sector Pyme, y sobre todo solucionar un tema que en treinta años de democracia no han podido: el tema de la vivienda. Nunca ha habido un programa  efectivo a través del tiempo en materia de vivienda, y las consecuencias son nefastas. En la última década de la ciudad de La Plata hay 120 asentamientos precarios. El nuevo gobierno cambió la modalidad, ahora no es más para construcción, sino para compras de viviendas, y en el medio quedaron centenares de familias, víctimas del propio Estado porque fueron adjudicados, invirtieron en el inicio y van al banco y le dicen que cambió todo. Logramos que el municipio se establezca en el Procrear pero le estamos pidiendo a Garro que agilice los trámites de obras particulares y subdivisiones. Si hay un rol indelegable en el Estado es su facultad de equilibrar, intervenir, orientar y planificar, sino cualquiera hace lo que quiere, cuando quiere y donde puede. Después pagamos las consecuencias en el tránsito, el transporte, los servicios, en hidráulica.

PPR – ¿Cómo se planifica la ciudad de cara al futuro?

JRA – Esta ciudad tiene una concentración demasiado intensa en un microcentro y una periferia donde todavía se puede trabajar mucho para que las familias que se establezcan vivan con dignidad y tranquilidad, pero hay que desconcentrar la ciudad en materia administrativa. El problema de la ciudad es el Estado establecido de cualquier manera, reconcentrados en un égido de veinte manzanas. El primer tema es aplicar tecnología para que el vecino pueda ir al lugar más cercano si le corresponde y también desde su casa. El segundo tema es la concentración laboral, hay que armar un polo judicial lejos del centro de la ciudad, hay que establecer un Ministerio de Desarrollo Social en un lugar adecuado para el que quiera hacer un trámite pero que no complique la vida de la ciudad. El uso de la ciudad se ha tornado ingobernable y caótico. Cuando hay decisión, capacidad, tecnología, voluntad y un plan establecido que se cumpla gobierne quien gobierne, esto es fácil de resolver. Éste es mi cuarto y último año de mandato en el Concejo y el proyecto más serio, resuelto y definido fue la Ferroautomotor de 1 y 44 con entrada bajo trinchera. Cualquier definición que deje de manera permanente esta división no la compartimos.

Reviví la entrevista completa: