Los 7 Cabritos según Jorge Dudatti


7 cabritos2

En la noche de ayer tuve el privilegio de asistir, a la sala del TACEC, del teatro argentino de La Plata (que entre paréntesis, lo ví muy cambiado realmente, con un estilo completamente distinto al que conocí en el año 1976, cuando en séptimo grado asistí, con mi colegio a ver una selección de áreas de la opera de Bethovenn la Sopretasata mágica). 

Ubicado en la primera fila, me impactó la atmósfera muy recargada, exótica reminiscencia de un estilo rococó. Prodría decirse, que se estaba por dar la famosa ópera de Verde “La criollita”, pero no. Justamente se iba a poner en escena la citada obra de José “el Pollo” Aimetta, los siete cabritos, adaptación teatral libre, del famoso cuento de los Hermanos Credence Cliwoter Rivaival, de los Tres Cerditos. Y a partir del infausto destino de orfandad auquitectonica, de la desdichada piara. Aimeta despliega el trabajo de un numeroso elenco, compuesto por dos actores en escena. Estructurado dentro de un floripondioso, grotesco realista, Aimeta risoyornia los tradicionales recursos y micropoéticas del llamado teatro de oro argentino costumbrista. Netamente influenciado por Roberto Sanchez , Roberto Kello.

Payró y Gregorio Garcia de la Ferrer, sus actores se desvolvian estableciendo un convivo con el público, de una envergadura tradicional de los viejos actores del circo beat criollo. Observando al gran Raton Ayala y el prolijo Eduardo Spiner, se flashbequiaba ver en escena a Enrrique Muiño y Luis Aratta, sobre la arena del viejo teatro apolo. 

Pero debo señalar que la fastuosa puesta, cae en la efectivdad, al alejarse de la escencia de los tres cerditos, sobre todo porque los cabritos eran 7 y no tres.

La música ambiental, apoyada en el viejo rock sinfonico de Jetero Tull , redundo en una ruptura excesiva, donde mas que una ruptura de los textos, generaba una ruptura en los tímpanos de los espectadores. Es de destacar la iluminación, macro potencial similar a los efectos laserosos, del último recital de Cold Play. De todas formas el esfuerzo denodado por darle una oportunidad a este teatro comercial, es un mérito notable que el Pollo Aimeta o ha sabido aprovechar. Mucho dinero en producción no garantiza la genenuidad en un resultado artistico. En definitiva cabritos y cerdos fueron devorados por un lobo de un capitalismo salvaje, que con el verde dólar pretende crear arte.

* Jorge Dudatti es interpretado por Víctor Díaz en Post Político Radio de lunes a viernes de 14 a 1530 horas por FM Rockers 103.9.