Otro portazo en el Frente Renovador


massa-cariglino

Luego de un sin fin de advertencias e idas y vueltas, el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, anunció su alejamiento en el Frente Renovador.

“Nos fuimos. No hay vuelta atrás. No sabemos si vamos a terminar acordando con Pro. No nos vamos a ningún lugar en particular, no está definido aún, pero nos fuimos”, afirmaron desde el entorno del jefe comunal.

Quien le llevó la noticia a Massa fue el jefe comunal de Hurlingham, Luis Acuña cuando le confirmó a su vez que él y Humberto Zúccaro, de Pilar, se quedaban en el Frente Renovador.

Hace dos meses que en cada reunión Cariglino les dice a los intendentes que Mauricio Macri debe ser el candidato a presidente y Massa, a gobernador. Se ganó el insulto de más de uno. Ayer, el fastidio era generalizado. “Que se vaya de una vez, hace rato que tiene las puertas abiertas”, repetían los invitados en el salón oval. “Si no se termina de ir es porque del otro lado no lo aceptan”, agregaban, en alusión a Pro, que no termina de acomodar a otro ex massista: el sanisidrense Gustavo Posse.

“Nos cuesta 15 minutos llegar a Malvinas a hacer campaña”, se envalentonaban cerca de Massa, que entre sus íntimos se dejó ver cerca del punto de ebullición ante las amenazas de Cariglino y el nerviosismo de Darío Giustozzi. “Algunos están cerca de derrapar y quedarse solos”, comenta el tigrense entre los suyos.