Scioli sin candidato en Capital


scioli marangoni

El FPV presentará cinco precandidatos a jefes de gobierno porteño para las PASO entre los cuales no se encuentra el presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, un sciolista puro.
Los precandidatos del FPV en el distrito porteño serán Mariano Recalde, Aníbal Ibarra, Gabriela Cerruti, Gustavo López y Carlos Heller.
Consultado a Scioli sobre la deserción de Marangoni, el gobernador negó rotundamente que la Rosada esté detrás de la ausencia del funcionario bonaerense. “¿Quién dijo que no permitieron que participe? No responderé a ninguna provocación política ni mediática”, señaló el gobernador.
Scioli destacó que “hay una diversidad de candidatos” en el Frente para la Victoria (FPV) “y nosotros siempre vamos a contribuir a fortalecer el espacio, no a debilitarlo o a escalar confrontaciones que no le traen soluciones a la gente”. “Siempre hay llamadas y conversaciones en un cierre de listas; es normal que eso ocurra”, agregó el mandatario bonaerense.
El propio gobernador se mostró a favor de la diversidad interna que existe dentro del FPV, la cual “se nutre de la complementación y la integración entre todos los sector del partido”. A su vez criticó las alianzas territoriales que se vienen tejiendo entre Mauricio Macri y el radicalismo para quitar al Partido Justicialista de las gobernaciones. Y también a la fallida coalición Frente Amplio UNEN, cuya versión porteña, UNEN, estalló luego de su estreno fulgurante en 2013 y ahora se presenta bajo dos sellos distintos: ECO y Surgen. “El FPV no es como otros espacios que se arman de no sé dónde sólo para las elecciones”, subrayó el precandidato a presidente.
Para cerrar Scioli se encargó de destacar la figura de Marangoni, destacando su inteligencia. “Es una cuestión de responsabilidad. Él evaluó que podía ayudar y contribuir desde otro lugar. Marangoni es una persona de mi confianza, un colaborador desde el inicio de mi carrera”, explicó. Y añadió que “como presidente del Banco Provincia, hizo un trabajo extraordinario, el Bapro era un problema y hoy es el banco de las pymes y de desarrollo”.