El PRO busca dar pelea en la provincia


macri vidal

La actual vicejefa del gobierno porteño María Eugenia Vidal se transformó en la elegida de Mauricio Macri para pelear por la gobernación bonaerense. Su nombramiento fue formalizado días atrás luego de una larga y tirante interna dentro del partido amarillo. El nombre de Vidal se impuso por encima del intendente de Vicente López, Jorge Macri, primo del jefe porteño.

“Por ahora no está definido, pero estamos trabajando en otro modelo para comunicar su candidatura y es posible que Macri compita en provincia con una marca diferente a la que hemos utilizado hasta ahora”, declararon desde el centro de campaña del PRO.

Es importante resaltar que la marca PRO no puede competir en la provincia de Buenos Aires por no haber presentado candidatos en las últimas tres elecciones. Algunos funcionarios consultados adjudican la decisión a una voluntad manifiesta del macrismo que optó por “dejar caer” su habitual marca en territorio bonaerense. Otros, en los distritos municipales donde el macrismo tiene presencia propia, atajaron las consultas con una explicación legal. “El PRO ya tiene una restricción legal para utilizar las marca de tres letras negras, el color amarillo y el ícono ‘play’, por no haber jugado candidatos propios en las últimas elecciones”, explicaron en nombre del “macrismo bonaerense”.

Algunas de las versiones indican que las marcas que encabezaría Vidal en Provincia de Buenos Aires para las primarias buscarán consolidar la “identidad de un frente”, que “podría llamarse ‘Juntos’, ‘Juntos por Argentina’, ‘Juntos por Buenos Aires’ o ‘Proyecto Federal'”. Estas variantes publicitarias están vinculadas a un desafío más político que legal que incluye la presencia del flamante aliado del PRO que proviene del radicalismo bonaerense: el intendente de San Isidro Gustavo Posse, el candidato que ya oficializó sus deseos para participar en Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) con las espadas del macrismo.

“Nosotros planificamos una interna con dos boletas, una por el PRO y otra por el radicalismo”, indicaron los voceros de Vidal. Las especulaciones giraban en torno a una boleta por el PRO, compuesta por “Mauricio Macri, precandidato a presidente y Vidal para gobernadora” y otra integrada por un radicalismo bonaerense con Ernesto Sanz como aspirante a la Casa Rosada y Posse a la gobernación provincial.

Sin embargo, Posse habría planteado su negativa “rotunda” para compartir boleta con el radical mendocino. “Gustavo quiere compartir boleta con Macri, y competir con Vidal, pero dentro de una interna amplia que incluya al radicalismo, pero no al aparato de la UCR”, deslizaron sus allegados.